La Educación Emocional es una de las asignaturas pendientes tanto en el sistema educativo como en la propia familia

Si a un niño o niña hay que enseñarle a comer, a vestirse, a leer, no es menos importante enseñarle a sentir de la manera más sana y equilibrada posible. Sin embargo, las emociones y sentimientos, al ser algo intangible y que “va por dentro”, parece que quedan fuera del alcance del aprendizaje. Nada más lejos de la realidad. Pero… ¿Cómo enseñar a los niños a gestionar su mundo emocional cuando los adultos parecen vivir de espaldas a él?

Ir al contenido